Estamos cargando el curso, por favor espere!
COMO HACER UNA FALDA RECTA EN MAQUINA DE COSER
CURSOS ONLINE

CURSO GRATIS DE COMO HACER UNA FALDA RECTA EN MAQUINA DE COSER: Hay cierta elegancia y belleza en la sencillez. La falda recta, aunque sencilla por naturaleza, puede tener un aspecto extremadamente elegante si se hace bien.

Aquí tienes algunos consejos y trucos para hacer la falda recta perfecta en casa. Reconozcámoslo: no hay nada más decepcionante que comprar una prenda que no se ajusta bien o que no queda del todo bien una vez que se ha terminado de confeccionar.

Esto es especialmente cierto si tenemos en cuenta que muchos diseñadores suelen cobrar un sobreprecio por su trabajo porque son muy conocidos.

Curso de decoración de globos

Saben que sus diseños se van a vender, no porque sean caros, sino porque la gente sabe que todas las prendas que producen se ajustan perfectamente y tienen un aspecto increíble, sea cual sea el estilo.

Conoce tus medidas

Si quieres saber cómo hacer una falda recta, lo primero que debes hacer es tomar tus medidas. Así te asegurarás de que todas las prendas que hagas te queden siempre perfectas.

Si quieres hacer una falda recta, necesitarás las medidas de la cintura, las caderas y el largo de la falda. El largo de la falda es una cuestión de gusto personal, así que podrá decidirlo después de conocer las demás medidas.

La medida más importante que hay que conocer es el largo de la falda, ya que el resto se puede ajustar. Por lo general, la medida de la cintura no debería cambiar, pero es bueno tomar nota de las caderas por si acaso.

La medida de la cintura es útil si no quieres que la falda quede demasiado ajustada o demasiado suelta.

Reflexiones sobre la falda recta

Una de las cosas más importantes para aprender a hacer una falda recta es tener claro cómo quieres que sea. Hay muchos tipos diferentes de falda recta: lápiz, línea A, midi, etc.

Es importante decidir qué estilo se quiere antes de confeccionar la falda para poder planificar la cantidad de tela necesaria, la cantidad de dobladillos que habrá que hacer y la cantidad de costuras que habrá que hacer.

Una falda lápiz, por ejemplo, está diseñada para ser ceñida y quedar justo por debajo de la rodilla. Una falda de línea A, por el contrario, está diseñada para ser más holgada y caer justo por encima de la rodilla.

Antes de comprarla, es importante saber qué tipo de look quieres y qué cantidad de tela necesitas. La falda recta es un diseño sencillo, pero se le puede dar un toque de elegancia añadiendo adornos, bordados y otros aspectos de sastrería.

Decidir el tejido y el estampado

Una vez que hayas decidido el tipo de falda recta que quieres hacer, es importante elegir la tela y el estampado de la falda. Los tejidos como la seda y el rayón son ideales para las faldas rectas porque son suaves, ligeros y fáciles de trabajar.

Sin embargo, tejidos como la lana no son ideales para las faldas rectas porque son demasiado gruesos y cálidos. En cuanto al estampado del tejido, es una cuestión de preferencia personal.

Puedes elegir desde un estampado atrevido hasta un simple tejido sólido. Sea cual sea su elección, es importante que el estampado o el color del tejido se ajuste al patrón de la falda.

Preparación del patrón

Lo primero que hay que hacer para confeccionar una falda recta es preparar el patrón. Necesitarás dos trozos de papel: uno para la parte delantera y otro para la trasera de la falda.

El papel debe ser ligero y fácil de calcar, como el papel de calco o el papel de calco ligero. También necesitarás un lápiz y unas tijeras de tela para recortar el patrón.

En primer lugar, decide qué piezas del patrón quieres incluir en la falda. Las piezas más importantes son las delanteras y las traseras, así como las laterales.

El patrón también tendrá piezas adicionales, como la cintura, los bolsillos, etc. Una vez que haya decidido qué piezas del patrón va a utilizar, tendrá que calcar las piezas en el papel.

Cuando calcule las piezas, hágalo a partir del patrón original, de modo que la línea de la fibra y los márgenes de costura ya estén incluidos. Esto facilitará el recorte del patrón y la costura de la falda.

Coser las costuras del patrón

Después de calcar las piezas en el papel y recortar el patrón, hay que coser las costuras de la forma. Esto puede hacerse de varias maneras, pero la más común es hilvanar las costuras.

Para hilvanar las costuras, tendrá que utilizar alfileres de costura. Es importante fijar las costuras con alfileres antes de coserlas para que no se desplacen mientras se cose.

A continuación, tendrás que decidir qué costuras quieres coser. En general, querrás coser las costuras de las piezas delanteras y traseras juntas, así como las costuras de las piezas laterales juntas.

Esto creará una pieza grande para la parte delantera y una pieza grande para la parte trasera. También tendrás que coser las costuras de los laterales para crear una pieza grande para cada pierna.

A continuación, hay que coser las piezas grandes para crear el interior de la falda. Es importante utilizar una máquina de coser para esta parte, ya que coser a mano lleva demasiado tiempo.

Una vez que hayas cosido el interior de la falda, parecerá un tubo. Para crear la forma de la falda, tendrás que planchar las costuras del interior de la falda para que se abran a presión.

Es lo que se conoce como prensar las costuras para abrirlas. Es importante hacer esto porque creará la forma de la falda y hará que parezca más profesional.

Hacer el dobladillo inferior

Lo siguiente que hay que hacer al confeccionar una falda recta es el dobladillo inferior. Puedes elegir hacerlo a mano o a máquina. Si lo haces a máquina, tendrás que añadir más tela para tener en cuenta las puntadas.

Si lo haces a mano, necesitarás una aguja de coser, hilo y una regla. Puedes usar una máquina de coser si quieres, pero es mejor hacerlo a mano para que el dobladillo no parezca demasiado voluminoso.

Es importante recordar que la longitud del dobladillo depende de tu gusto personal. Una regla general es hacer el dobladillo justo por encima de la longitud del tobillo.

También es importante recordar que el dobladillo debe ser lo más recto posible. Para ello, dobla la tela, alinea el borde de la tela con el borde de la regla y vuelve a doblarla para que la tela quede doblada.

Esto se conoce como un dobladillo de un solo pliegue. También puedes hacer un dobladillo de doble pliegue, que consiste en doblar la tela, plancharla y volver a doblarla para que el dobladillo sea más grueso y tenga un aspecto más limpio.

Conclusión

Hacer una falda recta puede ser una tarea desalentadora, pero también muy satisfactoria. Es importante recordar que no hay una forma correcta o incorrecta de hacer una falda.

Lo importante es que te quede bien y que estés contenta con ella. Hacer tu propia ropa es una forma estupenda de ahorrar dinero y expresar tu creatividad. También es una forma estupenda de conseguir el ajuste perfecto.

Leave a Reply

Si
Quieres unirte al grupo de costura?
Hola quieres recibir las clases por whatsapp?